Prueba de detección de VIH

La infección por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) destruye el sistema inmunitario en forma gradual, lo cual hace que para el cuerpo sea más difícil combatir infecciones. Se puede tratar si se detecta a tiempo y se atiende de manera adecuada. Existen muchas probabilidades de que no se desarrolle el sida, gracias a los nuevos tratamientos.

El Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) se puede contraer de las siguientes maneras:

  • A través del contacto sexual: incluido el sexo oral, vaginal y anal.
  • A través de la sangre: por transfusiones de sangre, punciones accidentales con agujas o por compartir agujas en el caso de las personas usuarias de drogas inyectables.
  • A través de la transmisión vertical: es decir, cuando una madre que tiene el virus se lo transmite al producto.

La infección por el VIH no se transmite por:

  • Contacto casual como abrazarse, besarse o saludarse.
  • Mosquitos.
  • Participación en deportes.
  • Tocar elementos que fueron tocados por una persona con VIH como por ejemplo compartir utensilios de cocina.

Las personas con mayor riesgo de contraer el VIH abarcan:

  • Los usuarios de drogas inyectables que comparten agujas.
  • Los bebés nacidos de madres con VIH que no recibieron tratamiento durante el embarazo.
  • Las personas que tienen relaciones sexuales sin protección, especialmente con personas que tienen otros comportamientos de riesgo o viven con VIH.
  • Las personas que recibieron transfusiones sanguíneas o hemoderivados entre 1977 y 1985 (antes de que la detección sistemática del virus se convirtiera en una práctica habitual).
  • Los compañeros sexuales de personas que participan en actividades de alto riesgo (como el uso de drogas inyectables o el sexo anal).

Si tienes o has tenido una probable exposición al VIH es importante que te realices una prueba de detección de anticuerpos. Recuerda que existe un periodo de “ventana inmunológica” entre la infección por VIH y la aparición de anticuerpos anti-VIH que puedan ser detectados por la prueba, pero si estás o has estado en riesgo de contraer la infección es mejor que te realices la prueba lo antes posible.

Si una persona pudiera adquirir la infección y está en el período de “ventana inmunológica“, un ELISA y una prueba rápida negativos, no descartan dicha infección, por lo que es necesario realizarlas pasando  menos 3 meses después de la practica de riesgo

Las pruebas para VIH (ELISA o prueba rápida) detectan  anticuerpos contra el virus de la inmunodeficiencia humana en la sangre. Si la prueba rápida o ELISA resultan reactivas, significa que detectaron anticuerpos contra el VIH en la sangre. El paso siguiente es realizar una prueba Western Blot para confirmar el primer resultado. Al tener un resultado positivo confirmado, usted debe dirigirse inmediatamente a los servicios de salud que lo corresponden para iniciar el tratamiento antirretroviral y así frenar el proceso natural de la infección, que mantendrá su buen estado de salud y evitará con ello el aumento de nuevos casos de VIH.

Explora T, A.C. es una opción en Monterrey para realizarse  la prueba rápida de forma confidencial y gratuita. El resultado se entrega de inmediato por personal de salud que le ayudará a aclarar todas sus dudas.

Acuda a nuestra dirección: Washington 2340 Pte, Col. María Luisa, Monterrey, N.L. de lunes a Viernes de 4:00 a 7:30 pm  o llame al 8346-3732 para recibir más información.